Una mirada diferente sobre la belleza femenina

Muchos años han pasado desde que comencé a trabajar con mujeres. Si, fue casi mágico. Siendo modelo aún y quizá sabiendo escuchar las señales, fijé los pedidos de mujeres que a la salida de desfiles me paraban para pedirme que les enseñe caminar. En ese momento no entendía semejante demanda, menos porque no entendía porque iba dirigida a mí y no a otras de mis colegas. Pero como bien sabemos, nos cuesta bastante llegar a valorar ciertas disciplinas o experiencias transitadas.

Desde mi quinto año de vida practico técnicas corporales no adictas al espejo. No le di hasta mucho después el valor real que esa decisión tuvo en mí.

No era cuestión menor, a través de las técnicas corporales no adictas al espejo yo buscaba, inconscientemente, nada más ni nada menos, que mi identidad, totalmente desdibujada desde la temprana muerte de mi padre a mis trece años. Debo agregar que mi entorno estaba totalmente ausente de familia, ya que mis padres inmigraron a Bs As después de la segunda guerra habiendo vivido las dos.

Al haber perdido a mi mentor masculino, mi vida perdió el rumbo. Literalmente disfracé mi dolor. Recurrí al maquillaje en exceso como si hubiese querido esconder mi alma. Una parte mía se fue con él.

Cuánto costó recuperarla.

Fue una adolescencia difícil, sola. Mis amigos preferidos, los libros.

La vida me llevó por caminos inesperados como ser descubierta por la dueña de la mejor boutique de Bs As en ese momento, para ser modelo. No estaba en mi conocimiento esa profesión, nunca había visto una modelo, ni había visto un desfile. Mi meta era otra, la sicología. Pero una realidad ensombrecía mi alma una vez más, tenía 21 años, separada con dos bebes. Y muy orgullosa. Mi madre no tenía porque mantenerme, mi orgullo podía más. Tenía que trabajar. El universo conspiró. Literalmente me golpeó hacia el extremo de mi narcisismo. Si bien practicaba metódicamente mis técnicas alejadas del espejo, este nuevo rumbo me enfrentó con él a un extremo inesperado. Si, necesitaba espejo, necesitaba ser reconocida, sentirme querida por los demás, necesitaba como el agua que me dijeran que era linda eso me hacía sentir querida.

Que vacío del alma. Pero como todo en la vida sirve, mis técnicas corporales silenciosamente se hicieron visibles. Alguna magia desconocida para mi fue visible para los demás y con ella las demandas de que enseñara. Fue la primer señal que terminó en una primera escuela para la mujer con mucho más éxito de esperado. Era obvio que los demás veían en mi talentos que yo misma era incapaz de reconocer.

Hasta que abrí mi gran escuela INCREIBLE!!!

Fue la época de más creatividad de mi vida. Miles de alumnas, llena de profesores de diferentes disciplinas, geniales! No faltaba nada, era un derroche de creatividad, pero, eso sí, claramente se perfiló desde ese entonces mi vocación por la naturalidad. Me importaba de manera incomprensible la naturalidad, el don mágico dentro de cada una de nosotras y así fue como fui tejiendo lo que hoy es mi misión, ayudar a las mujeres a re encontrarse con su ACTITUD.

Me parecía superficial el halago LINDA. Me importaba de sobre manera que las mujeres fuesen INTERESANTES.

Si, y con eso empezó la fuerte investigación en mi misma para lograrlo para poder transmitírselos a los demás.

Entendí el porque hay niñas que de chicas son bellísimas y de grandes lo contrario y al revés lo mismo, como niñas de pequeñas no son agraciadas y después son mujeres fascinantes.

Actitud y presencia, herramientas poderosas para llegar al último día de nuestras vidas con espíritu joven y positivo.

He recorrido un largo camino muchachas!

Me salvó la dignidad maravillosa de mi madre. Al finalizar mi carrera de modelo tuve que decidir si quería parecerme a unos eternos 35 años o jugarme por la profunda experiencia de ser yo misma para siempre. Esto último fue lo que elegí para siempre.

Si amigas queridas, ACTITUD y PRESENCIA va más allá de la vista humana, es absolutamente perceptivo. Va más allá de todo lo que podemos comprar, copiar u operarnos.

Es un enorme premio al trabajo profundo con una misma. Es habitar nuestro cuerpo, la única casa que tenemos hasta el último día de nuestras vidas, es vivirlo, aceptarlo, es aprender a hablar los idiomas del silencio que impone el cuerpo en silencio, nuestro caminar y lo que no  es poca cosa, nuestra manera de vestirnos que es nuestra segunda piel y que es otra vez una herramienta e idioma poderosos que habla de nosotros.

Somos absolutamente únicas en este mundo, no hay otro ser igual a nosotros en el mundo entero, entonces porque hacemos tanto para parecernos a la otra?

Porque nos cuesta tanto aceptar que somos de una forma específica diferente quizá al canon de belleza vigente e impuesto por los medios.

Es hora de darnos cuenta que estamos cada vez más estandarizados, alejados del contacto con la tierra, rodeadas de cemento y con ello una manera de vestirnos mecánica. Donde quedó al creatividad?

Porque tanto miedo a jugar, a ser diferente?

Coco Chanel decía: No hay mujeres feas sino haraganas. Se refería claramente que lograba estilo y clase aquella mujer que desarrollaba sus talentos, sus deseos y aptitudes contra viento y marea. Quien sabe conectarse con el disfrute de sus talentos logra ser interesante y única. Todos tenemos la posibilidad de demostrarnos quienes somos, claro, no se puede comprar, ni operar ni copiar. Es un trabajo individual. Una mujer plena y satisfecha por lo que realiza es el tratamiento de belleza más eficaz del mundo. La mirada es clara y pura, el porte es abierto porque no hay nada para ocultar, la ropa, la segunda piel se transforma en un juego creativo de gran placer, es nuestra moda, no es comercial, nos expresa, nos proyecta , nos define, en fin, ser única cuesta. Es vivir no dependiendo de que nuestro valor esté dado por el tercero, desplegamos nuestro talento por el placer de nosotras mismas, aceptando quiénes somos y sacando el mayor provecho de esta vida que nos toca recorrer. Claro, requiere fuerza, animarse al ridículo, ensayo y error. Hasta que finalmente aparece quienes somos. Cuando se lograr supera todas las creencias que hasta entonces nos manejaron.

El objetivo es transformarte en tu propia obra de arte. Es tomar contacto con lenguajes que no nos enseñan habitualmente.

El lenguaje corporal del silencio. Estar parada en silencio habla de nosotras. Estar sentadas en silencio habla de nosotras. La ropa habla de nosotras. Pero la ropa solo tienen sentido cuando cuando la casa, tu cuerpo, está abierta, alineada y habitada, cosa no tan sencilla.

Tu caminar habla de vos. Para lograr efectos mágicos hay que estar muy cómoda con el propio cuerpo. Caminar es bailar la propia historia aceptada, incorporada y sentir esa historia llena de orgullo aunque haya sido y sea muy difícil. Quien no tiene una historia difícil.

El gran tema es que la mayoría busca siempre afuera la compensación de esa historia no querida. Claro que es trabajoso trabajarla y poder aceptarla y no buscar culpables afuera de uno. No se trata de culpas sino de hacerse cargo de lo que nos toca a nosotros como aprendizaje en esa historia.

Cuando logramos transitar estos idiomas diferentes, los entendemos, aparece la ACTITUD y la PRESENCIA que perduran para siempre, hasta el último día de tu vida, eso sí, es totalmente tu logro, vos la trabajaste, te la ganaste.

Una vez adquirida no hace falta ni mucha ropa nueva ni mucho maquillaje, porque? Porque sos vos!

Te vas a divertir creando con lo que tenés. El secreto es que no te crees tu personaje, lo superaste!

Y se te percibe que estás sin máscaras!

SUERTE!

Cualquier duda o si querés aprender buscame en www.actitudtini.com

Comentarios Facebook:

comments

Nota Relacionada:

  1. Una mirada diferente sobre la belleza – Charla TINI DE BUCOURT en Valle Tierra – Palermo Soho

8 Respuestas to “Una mirada diferente sobre la belleza femenina”

  1. Jenny Kattán dice:

    Realmente edificante! Muchas gracias por compartirlo. Un abrazo.

  2. Ady dice:

    Tini, inspiradoras tus palabras.
    Sos una gran maestra, te admiro y respeto.
    Ady (Coqueta)

  3. NORA GABRIELA NIGRO dice:

    TINI: FUI UNA DE TUS ALUMNAS Y SIENTO ORGULLO EL HABERTE CONOCIDO
    CUANDO ESTOY TRISTE ME ACUERDO DE TUS PALABRAS, Y TU MANERA DE SER
    NUNCA TE LO DIJE Y CREO QUE ES EL MOMENTO:SOS UN ANGEL,TENES UN DON ESPECIAL, AUN SIENTO TU MANO APOYADA EN MI HOMBRO DERECHO, DONDE ME TRASMITISTE
    TU ENERGIA,TU FUERZA,,TU VITALIDAD
    HOY AL LEER LO QUE PUBLICASTE,ME DI CUENTA TODO LO QUE VIVISTE,QUE TU VIDA NO FUE TAN FACIL
    PERO LOGRASTE LO MAXIMO QUE TODO SER HUMANO DEBE Y TIENE QUE ASPIRAR SER UNO MISMO, QUE NO ES POCO.
    Y PARA CERRAR TE DIRE QUE……NUNCA OLVIDE TU ANDAR, SIEMPRE TE MIRABA Y VEIA QUE ESTABAS SOBRE UNA NUBE,TUS PIES DESCALZOS NO PARECIAN TOCAR EL SUELO. SIEMPRE UNA GACELA,Y ESO ES LO QUE VOS LLAMAS ESENCIA, ALMA Y AMOR
    NOS DISTE LO MEJOR DE VOS, Y NUNCA LO OLVIDARE
    GRACIAS POR SER COMO SOS
    BESOS NORA
    PD:NECESITO UN REFUERZO,SI COMENZAS CON LOS CURSOS AHI ESTARE
    MIL GRACIAS POR SER TAN AUTENTICA

  4. DELFI!!! dice:

    no linda SINO I-N-T-E-R-E-S-A-N-T-E!!! ESTO ME LO ENSENO TINI EN SU CURSO, LA VERRDAD, UNA FRASE MUY GROSA DE TINI!
    I <3 U TINI

  5. elena dice:

    Me emocionaron tus palabras, celebro q halla gente como vos. Soy del interior y quiero saber de tus cursos por favor comunicame horarios y precio, viajaria especialmente para hacerlos. Besos Elena

  6. Angelica dice:

    Hola:

    No pude asistir a la charla del día 30/09,necesito saber cuado hay cursos programados, los horarios y los lugare.
    Gracias y espero información.

  7. Tini, sos una MUJER admirada por todas y por todos!
    Tampoco pude asisitir al Taller de Actitud y me gustaría saber si se dicta otro, proximamente. Besos y saludos.

  8. Perdon hubo un error, como “Veronica Miguelez Una donna curiosa” estoy en Facebook, próximanente estará mi página web, con nuevos contenidos y más organizados y con otro dominio, en cuanto esté les avisaré. Gracias y saluditos!

Dejar un Comentario

Get Adobe Flash player