¿Ancianidad Sabia o vieja quejosa?

Hola amig@s!

Hoy quisiera retomar una reflexión que hicimos el año pasado. Acerca del concepto de «vejez» versus «ancianidad».

Cuando hablamos de algo “viejo” en seguida lo que se piensa es que ya está deteriorado, que ya no sirve, decadente, andrajoso.

Sin embargo, si pensamos en la ancianidad, lo primero que nos viene a la mente es la contemplación, es el conocimiento… Entonces, la pregunta es: ¿Qué queremos para nosotros?

¿“Ponernos viejos quejosos” o “volvernos ancianos sabios”?

Pero ojo… que la sabiduría dista mucho de volvernos dictadores de conocimiento o aleccionadores.

La sabiduría está justamente asociada a tener el CORAJE de animarte a cambiar creencias, es tener suficiente seguridad interior para lograrlo, erradicar prejuicios, construir estructuras flexibles, salirte de los conceptos rígidos para abrir la mente hacia una verdadera ancianidad sabia…

Y no necesariamente es forzarte a pensar distinto, sino a darle lugar a la reflexión antes que a la imposición. A la escucha antes que a la soberbia, al silencio, al sabio silencio… antes que las palabras compradas que, a veces, distan mucho de una correcta investigación.

Animarte a tomar acción e incluso reírte y tomar con humor tus estructuras puede ser un gran paso.

Sé que da miedo, mucho miedo, salir de conceptos tan arraigados para abrir paso a evaluar qué sucede desde las distintas perspectivas. Aquello que siempre pensamos que era de tal forma, tal vez estábamos comprando una campana y no conocíamos que sucedía del otro lado. Aquellas personas que juzgamos de tal forma, tal vez su vida no era como nosotros pensábamos… Y así sucesivamente.

Recurrir a la historia, abrir la mente a informarnos, a hacernos de nuevos conceptos, escuchar y saber transmitir de forma serena. Amigarnos con la sabiduría, y alejarnos de la queja, del enojo, de la soberbia, de la crítica.

Una frase de Eugenie Marlitt dice:

  “La ANCIANIDAD levanta la máscara con que la gracia de la juventud cubre nuestros defectos, de modo que aquel que no quiera parecer feo cuando llegue a viejo es preciso que se apresure a ser bueno.”

Yo te propongo hacerte del coraje de aprender a ser una anciana sabia. Estemos orgullosos de esta etapa, y honremos la sabiduría como merece ser honrada, con alegría y serenidad.

Tini.

Contacto Visual con el alma

Hoy quiero hablarles de un tema que me fue inspirado a partir del trabajo realizado por la artista Marina Abramovic: la escazes del contacto visual. 

La obra de Marina, en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, se basó en colocar dos sillas enfrentadas entre si, a 1 metro de distancia, ell sentada en una y el visitante que desee sentarse en la otra, durante unos 10 minutos, exclusivamente a hacer contacto visual con ella. Marina dedicó más de 700 horas observando a los ojos a más de 1500 visitantes, enfocándose uno en la mirada del otro, con la única premisa de no hablar, respirar muy suavemente y evitando lo más posible pestañar, porque, como dice Marina, cuanto más lo hacemos, más pensamos.
En ese ejercicio, Marina ha llorado en algunos casos, y algunos visitantes también lo han hecho…

Y es que este ejercicio, es una denuncia a lo que para ella (y para mi), la escasez de contacto visual está paralizando la cultura moderna.

Cuento esto porque siento que estamos ante una era tan tecnológica que el contacto visual no sólo se pierde, sino que se subestima.

Existen muchos estudios sobre el contacto visual. Si se elude, si es totalmente ausente, si es fijo e intimidante, si miramos hacia un lado, hacia el otro o hacia arriba, si entrecerramos los ojos, si pestañamos mucho, si acompañamos de movimientos, si elevamos las cejas en el diálogo… pero no quiero detenerme en eso, sino en justamente el extremo contrario, en el evitar al máximo un cruce de miradas.

El contacto visual está incluso, censurado en ciertas culturas, los niños no pueden hacer contacto visual con sus padres o abuelos o las mujeres hacia los hombres y es que bajo el contacto visual se encuentra una gran carga emocional. No es fácil observar una mirada, pero cuando lo logramos, descubrimos los trazos del mundo emocional del otro.

Los bebés, los niños, en su inocencia pura, suelen observar a la gente en la calle maravillados… por sus facciones, por sus vestimentas, por sus gestos, por sus palabras… y detrás de ellos, estamos nosotros, retándolos, obligándolos a retirar su mirada, acusándolos de «mala educación».

Qué lindo sería que exista conexión visual entre personas por simple empatía ante una situación, que esos ojos puedan generar un diálogo, un saludo, un gesto de compasión, una apertura hacia el alma. Una mirada de par a par.

Contacto profundo con uno mismo y con el otro. De eso tratan nuestros talleres Actitud. De volver a nuestro ser interior, de dejar de escaparle al contacto humano con otros, pero sobre todo, dejar de escapar a nuestra mirada interior, al contacto con nosotros mismos. Yo les propongo reflexionar sobre esto, y la proxima vez que se reunan (en familia, con amigos)… puedan dedicarle un poco más de tiempo al contacto visual, a observar qué dicen los ojos de los demás, qué emociones no se están pudiendo decir en palabras, pero que sus ojos están aguardando que sean observados, contemplados y por qué no, contenidos.

Namasté, TINI.

¿Cuánto de mi no sé?

¿CUANTO DE NOSOTR@S MISM@S, NO SABEMOS?… ¿Te preguntaste alguna vez cuánto de vos no sabés?

Carl Jung dice que si no te encontrás con tu sombra, es casi imposible saber quién sos.

Tal vez estés pensando que en las sombras vemos las “cosas” feas o difíciles. Pero ERROR! Ahí también están nuestras habilidades y talentos dormidos.

Y te digo más, cuando pasás la mitad de la vida, cumpliste los mandatos familiares y completás la famosa «listita» que siempre menciono, es cuando más aparece esa pregunta…  “¿Quién soy yo?”

Es importante que salgamos del espejismo que sostenemos y realmente, sin miedos, podamos hacernos cargo de quien realmente somos, sobre todo para poder dar lugar al cambio…

¿Cuántas cosas te irritan de los demás? El tono de voz, los modales, etc. Seguro que pudiste detectar muchas cosas… Pero lentamente aprendemos que todo eso que nos enoja, toca una fibra interna nuestra ¡y tiene que ver con nosotros mismos!

Incluso, viste cuando nos marcan un defecto, como «saltamos»… ¿Qué empezamos a hacer? ¡Justificarnos!…

Es momento de dejar de justificarse, de dejar de negar y empezar a aceptar, modificar, pero incluso, sin otorgarle drama al asunto… ¡Mejoremos con ganas!

Pero también… otro hermoso ejercicio es indagar dentro tuyo, encontrar y reconocer tus habilidades y talentos reales, que a veces, incluso los demás no lo suelen mencionar, y por eso es importantísimo que vos mism@ sepas cuáles son tus virtudes, talentos, habilidades… y te valores y respetes a vos mism@ por ellos!

En resumen, es muy importante hacer introspección y detectar, enlistar, desgranar todo lo que relmente somos, y qué queremos cambiar para una mejor vinculación con el entorno… Pero es importante que lo tomes de una forma amena… La capacidad de «verte» sin juzgar hace que también aparezca el humor y el darte cuenta de cuántos aspectos propios todavía están en la oscuridad, en la sombra.

Poder asentir y reconocer que, por ejemplo, soy controladora, que tengo un tono de voz a veces imperativo, que ciertas cosas me cuestan, en fin, un sin número de aspectos a pulir. También tener la capacidad de reconocer cuánto talento y capacidades tengo y aprender a valorarme y estar bien plantada.

Negar la sombra es quedarme en una cárcel de por vida. Cuando realmente puedo “VER” e iluminar lo oculto, eso me hace libre.

Si no aprendés a ver tus sombras… Nunca lograrás reconocerlas, pulirlas y dar tu mejor versión al mundo. Te quedarás tirando siempre la pelota hacia afuera…

Buscando en qué lugar emitir críticas o quejas, que no serán más que el reflejo de tu vida en estado de insatisfacción, de incompletitud.

Alejandro Magno decía: “La tarea más difícil es el conocerse a sí mismo, ya que pone en juego directamente nuestra realidad, pero también nuestras pasiones y miedos. Si una mismo consigue conocerse a fondo, podrá comprender a los demás y también la realidad que lo rodea”.

Animate a VERTE sin miedos, y desde allí construir una mejor versión de vos misma/o… te aseguro que te conectará con la vida desde un lugar más sincero y con mayor plenitud!

Tini.

Conocé mis talleres aqui: www.actitudtini.com/actitud 

Superar tus enojos.

Hola amig@s…

Hoy me gustaría retomar un tema, importante: El enojo.
Se trata de un tema muy delicado. Ya que va más allá de un grito, de un reclamo… El enojo oculta muchísimo de nosotros detrás. ¿Sabías que con quienes te enojás y por qué te enojás, no suele ser la base principal de tu enojo?
Cuando nos enojamos fácilmente por cosas pequeñas… En realidad, estamos ocultando un enojo mucho mayor… Por ejemplo, UNA IRA PASIVA. Esa ira pasiva que sale a la vista en comentarios sarcásticos o denigrantes. O una ira manipuladora, donde a veces sin intención racional, solemos manipular con la ira a otros, saboteando sus planes, chantajeándolos, o agrediendo y luego pidiendo perdón. Incluso un sentimiento de culpa, puede traer consigo un enojo… ¿¡por qué me termino sintiendo culpable por esto!?
Quedarse con un segundo lugar, genera enojo. Callar el pedido de ayuda y quedarse en silencio «esperándola a cambio», genera enojo. Evadir conflictos acumula enojo. Volverse fóbicos, obsesivos… Herir a otros, golpear, humillar verbalmente… acusar injustamente… ser egoístas… otros signos de una persona que está: enojada.

Mucho es lo que se puede trabajar para soltar los enojos… soltar implica una evolución tan sana como necesaria

Porque detrás de muchas actitudes, de muchos pensamientos, que creemos normales, puede estar escondido un enojo indirecto, ta vez no con esa persona, pero ese enojo, nos afecta nuestra vida cotidiana.

Solemos pensar que estamos enojados por algo y la realidad es que nuestro enojo nunca es en verdad por aquello que «reaccionamos» aquello que nos hace «explotar»… sino que está intrinseco escondido detrás.

¡Tanto para reflexionar! Que no alcanza este breve párrafo. Espero podamos trabajar juntos estos temas en muchos de mis talleres y charlas. Te estaré esperando,

Con cariño. Tini

Sobre mis talleres…

Queridas mujeres, quiero contarles cómo surgieron mis talleres ACTITUD, el por qué y cómo es que hemos evolucionado a lo que hoy por hoy me llena de orgullo haber logrado, una profundización, una experiencia… que deseo de corazón si aun no te animaste, vengas a vivenciarla.

Si bien la gran mayoría me conoce por mi carrera como modelo, iniciando hace 40 años, y posteriormente la fundación de mi propia escuela de modelos… Allí fue la primera vez que decidí incorporar talleres que iban mas allá del modelaje, para mujeres que quisieran comprender más sobre su autoestima, el caminar, la presencia.

Fue donde tome conciencia de mi rol de comunicadora… fueron 16 años maravillosos hasta que la India entró en mi vida absolutamente sin planearlo, esa, es otra historia.

Está demás contarles que los 7 años en India fueron el REGRESO HACIA MI. No me fui buscando la espiritualidad pero la India me atrapó y muy amorosamente me sacó disfraces de los cuales hasta ese momento no estaba consciente.

Mi niña herida se había agarrado del disfraz de la modelo -era bastante soberbia- estaba enojada y no podía escuchar lo que no me gustaba oír. Me tomaba todo muy personal. Y de a poco apareció la Tini auténtica, aquella que ya no dependía de la mirada del otro. En India nadie me conocía desde mi disfraz de modelo, así que desarrollé mi ser entre gente nueva y maravillosa. Tuve la experiencia de trabajar con mujeres indias. Regresé. Fue difícil para mi.

Primero 5 años en Punta del Este , ya saben, abrí locales y conocí mis condiciones para vender y elegir productos. Y finalmente regresé a mi ciudad. Después de 12 años afuera me costó reincorporarme. Y ahora SI, surgen con mucha fuerza mis talleres ACTITUD, que son un paraguas bajo en cual nacen módulos de temas que consideré muy importantes para encontrar el camino hacia adentro y brillar. ME DI CUENTA!

Cuando somos adolescentes nos pesa la mirada del otro y abrí un taller para ellas porque es el taller que a mi me hubiese gustado hacer a esa edad compleja. Me di cuenta que estaba en la mitad de mi vida y que el afuera no alcanzaba, ni la ropa, ni las posesiones materiales.

Ser linda no era un destino a sostener, me importó poner en marcha mis intereses y crecer. Me prometí ser una anciana sabia contra viento y marea. Quiero que mis arrugas sean mi orgullo, que mis ojos brillen porque estoy haciendo lo que me gusta en mi vida. Imagínate,era tan carenciada y necesitaba tanto que me miren y digan lo linda que soy. Ya no, lo logré! Hoy a mis casi 69 años me siento plena, sincera conmigo misma y con proyectos que me llenan el alma. Se que suena extraño que diga que me gusta la edad, la dignidad de los años, en una era donde pareciera que el afuera tiene tanta importancia.

Se que mis talleres a veces generan un cierto temor ya que se intuye que se reflexionará sobre aspectos que nos limitaban hasta ahora. PERO VIENEN y se animan. Mis talleres no tienen que ver con Management, ni corporaciones, ni con el intelecto,son para vos, tu alma. Llega un momento en nuestra vida que aparece una sensación de vacío y nos damos cuenta que nada de afuera lo va a llenar. Darnos cuenta, autoestima, tu presencia, sanar tus vínculos, descubrir el enojo que aún tengo, tu voz, como decís lo que decís, regresar a lo receptivo,femenino, en fin, me siento una bendecida de poder aportar ese «darse cuenta».

A veces tardan dos años en decidir venir y que felices se van.Para este trabajo personal no hay nadie de afuera que lo pueda hacer, SOLO VOS! Si te da ganas, simplemente animate, tené el coraje de asistir. Son grupos pequeños, íntimos, llenos de amor y compartir. Te vas a sentir muy acompañada y cuidada. ACTITUD quiere decir acción.

Es hora de ponerte en acción y llenar tu vida con entusiasmo, recuperarlo y encontrar de una vez por todas tu propósito. Es hora de trabajar y descubrirte. Vos te mereces brillar, sos un alma llena de talentos. Yo lo hago para ser coherente con lo que digo y es mi trabajo preferido: explorarme! Ah… y los talleres los doy todos personalmente.
Cada tanto invito a un taller de silencio gratuito en Pilar.

Me da mucha satisfacción también poder impartir mis charlas en empresas, en todo el país y afuera, en cumpleaños, todas necesitamos sentirnos bien!

Miles de mujeres han venido en todos estos años y muchas regresan y traen a sus hijas o madres. TODAS ESTAN BIENVENIDAS!!!!!

GRACIAS POR CONFIAR EN MI.

Tini.

Contacto: tini@actitudtini.com.

Podes ver todos mis talleres en: www.actitudtini.com/actitud

 

Me di cuenta…

Hola mis querid@s amig@s,

Hoy no voy a hablar de metáforas o reflexiones hacia ustedes, sino contarles, cómo estoy yo, y cual es el momento de mi vida que me lleva a escribir estas líneas.

Hoy quiero decir, que con casi 69 años, me di cuenta que la vida me ofrece una vez más, la oportunidad de ir más profundo, y de estar en pleno contacto con mi ser interior, confiando plenamente en mi misma en este camino.

Siento que el desafío actual es animarme finalmente a soltar en su totalidad mi «tabla de salvación», aquel «disfraz» que me acompañó desde mis 13 años, para pasar a una etapa de profunda sintonía con mi búsqueda espiritual, con una conexión con el otro desde un lugar diferente… poder VERLOS, que puedan VERME, de verdad.

Si bien esta tabla de salvación fue muy importante en una gran etapa de mi vida, hoy ya no forma parte de mi evolución… La India tuvo mucho que ver con el comienzo y hoy, me siento en total coherencia con un despoje definitivo de aquella etapa.

Me ayudó mucho la gran confianza de entrar en mi misma y trabajar desde el silencio, comprendiendo y confiando que eso se llama proceso, un proceso hacia una liberación.

Me ayudó muchísimo, también, el hincarme profundamente en la pintura. Si bien ese «amante» (la pintura) fue en algún momento un coqueteo para mi, hoy la siento una herramienta de autoconocimiento MUY importante, y el puntapié para plasmar este proceso.

Este cambio que hoy me abro a contarles, está acompañado en la decisión de modificar mi contacto con ustedes, las mujeres. Queriendo que mis talleres tomen un camino de mayor profundidad, espiritualidad, reflexión… Ya que siento que si no nos damos este regalo de autoconocimiento, de «darnos cuenta», nos estaremos perdiendo un gran regalo, una gran riqueza que nos da la vida.

Por eso, me entusiasma poder trabajar desde este lindo cambio, una nueva manera de impartir mis talleres, desde un lado de reflexión, desde las almas, para poder sober todo, darnos cuenta de tantos miedos que no nos dejan vivir plenamente.

Por último, quiero agradecer a ustedes, mujeres, a todas ellas que participaron en mis talleres, porque de cada una yo aprendo muchísimo… Y los talleres se profundizan cada vez más, tornándose coherentes con un (no casual) cambio personal.

NAMASTÉ, TINI.