Los médicos le dijeron a esta modelo que abortara por el cáncer. Así contestó:

Elizaveta Bulokhova, es el nombre de la modelo de la que todos hablan. Esta top canadiense de tan solo 25 años, caminaba por las pasarelas más importantes: Taiwán, Japón, Hong Kong, Sudáfrica, Grecia, Londres y Manhattan, lugar donde vivía.

Fueron en unas vacaciones de mayo 2014 en Amsterdam, que Elizaveta, tuvo su primer alerta. Un hinchazón en el área de la mandíbula. Embarazada de un mes, fue diagnosticada con osteosacroma, un tipo de cáncer que afecta directamente a los huesos, especialmente si son de gran longitud.

Al enterarse de la noticia, las recomendaciones de los médicos fue interrumpir el embarazo debido al proceso de quimioterapia que tendría para terminar con el cáncer.«No iniciar las quimioterapia en tiempo y forma, disminuía mi riesgo de supervivencia… mi decisión fue dejar que pasara lo que tenía que pasar, yo estaba dispuesta a aceptarlo día a día», comentó la modelo. Tomó una valiente decisión por su bebé, pero todo resultó mejor de lo esperado.

Tuvo una primera cirugía que retrasó la quimioterapia, hasta que pudo dar a luz, unas 10 semanas antes de la fecha real de parto. Nació su hijo Valentin, y apenas se recuperó de la cesárea, comenzó la quimioterapia. Además de eso, sus cirugías removieron el 95% de su mandíbula, además de un proceso de reconstrucción de ésta por el que tuvo que pasar.

«No puedo creer que soy mamá y que por fin tengo mi propia familia…Me siento maravillosa, como si nada hubiera pasado… se siente como si mi vida hubiera seguido igual que hace un año. Esto que me sucedió fue una especie de terapia, pasar el tiempo en casa conociéndome más profundamente es realmente valioso, esos días fueron como un spa para mi.», declaró la modelo a una importante revista.

Ahora su cáncer está reduciéndose. Para celebrarlo de alguna manera, le pidió al fotógrafo Manolo Cerón capturar por lo que había pasado:  “Una cosa que le pedí a Manolo es que mostrara todas mis cicatrices. Quería aceptarlas. Creo que son bastante geniales, y mi cirujano hizo un gran trabajo; lucen como arte para mí”.

 

Manolo Ceron, fue el fotógrafo encargado del shooting. Elizaveta le pidió que en las fotos no solo se retrataran los momentos en familia, sino también las cicatrices que tiene en el cuerpo a partir de sus cirugías. «Pienso que son realmente increíbles, y mi cirujano hizo un excelente trabajo, son como un arte hecho en mi. Quisiera recordarle a la gente que tú eres el único que decide que tan bello puedes ser, como te sientes te ves y si te amas a ti mismo nada puede derrotarte, ni siquiera el cáncer. Todas las imperfecciones que tenemos se ven perfectas en cada uno de nosotros. Las cicatrices, la falta de pelo en el cuerpo, todo eso sólo te recuerda lo fuerte que eres y como te defiendes de esta enfermedad. Te vuelves orgulloso como persona y eso te vuelve mucho más importante…Me siento hermosa, además de que soy hermosa».

 

elizaveta2 elizaveta3 elizaveta4 elizaveta5 elizaveta6 elizaveta7 elizaveta7 elizaveta10 elizaveta11 elizaveta12

Comentarios

comentario

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

También te va gustar

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>